El mundo de las cerraduras

Para aquellos propietarios que están en la búsqueda de opciones para mejorar la seguridad de sus hogares, pueden consultar a su cerrajero de confianza acerca de los diferentes tipos de cerraduras que pueden utilizar en sus inmuebles.

 

Cerraduras mecánicas

Una cerradura consiste en un accesorio metálico que bloquea el acceso hacia un espacio determinado. Las primeras cerraduras que se crearon en serie, fueron las cerraduras mecánicas.

El mecanismo de este tipo de cerraduras es bastante sencillo, al mismo tiempo es un sistema muy seguro. Para ser activadas requieren el uso de la llave correcta, y al girarla, puede abrir o cerrar este dispositivo.

El mecanismo de este tipo de cerraduras está compuesto por:

  • Pomo: Es la parte que permite accionar la cerradura al hacerla girar, también puede ser conocida como manilla o agarrador.
  • Cilindro: También se conoce bombillo o bombín, tiene una forma cilíndrica, su función es que al introducir la llave correcta libere el pestillo.
  • Tambor: Es el cuerpo de la cerradura, dentro de él se encuentra el cilindro.
  • Pestillo: Es esa pieza metálica que se libera al momento de girar la llave y desbloqueando así la puerta.

Algunas de las ventajas de este tipo de cerraduras, es que no presentan fallas eléctricas ni requieren actualizaciones frecuentes, adicional a esto, gracias a que los materiales utilizados para estas cerraduras son bastante resistentes, pueden presentar una vida útil promedio de 10 años.

 

Cerraduras inteligentes

Las cerraduras han evolucionado para estar al nivel de los avances tecnológicos, convirtiéndose en cerraduras más seguras, modernas y que su grado de complejidad es elevado, por lo que muchos ladrones prefieren desistir antes de enfrentarse al reto de lograr desbloquear algunas de estas cerraduras.

Algunas de las ventajas de este tipo de cerraduras es que son muy cómodas al momento de abrir y cerrar, ya que con sólo un dispositivo que pueda activarla puede decirle adiós a las llaves para siempre.

Los dispositivos más utilizados para activar este tipo de cerraduras son: el teléfono celular, mandos a distancia, el uso de tarjetas electrónicas, claves que se deben digitar en el teclado de algunas cerraduras, incluso las hay que requieren la huella dactilar.

Aunque es una maravilla de la tecnología, es importante tomar las previsiones para evitar quedar fuera de la casa, ya que en ese caso, un cerrajero profesional puede tardar muchas horas en solucionar el problema, y probablemente requiera un cambio de cerradura.

 

Cerraduras ocultas

Este tipo de cerraduras no son tan comunes, sin embargo los usuarios de este tipo de cerraduras afirman que son difíciles de detectar a primera vista.

Las cerraduras ocultas se utilizan generalmente en mobiliario, protegiendo cualquier objeto que sea depositado en ese compartimento, la cerradura es instalada de tal manera que no pueda detectarse, siendo la única manera de abrir esa cerradura, es teniendo el conocimiento de su ubicación, y poseer la llave correcta.

Como se mencionó anteriormente, este tipo de cerraduras es utilizada principalmente para mobiliario, puede ser instalada en cualquier superficie, por lo que hay quienes las utilizan como cerradura complementaria en puertas.

La ventaja es que al ser una cerradura casi indetectable, cualquier posible ladrón que intente violentar tu puerta, va a tardar un poco en encontrar esa cerradura oculta, dando tiempo en que alguien pueda detectarlo e informar a las autoridades.…